jueves, 3 de diciembre de 2015

Reseña #15: Veronica Mars. El concurso de los mil dólares de Rob Thomas y Jennifer Graham


¡Hola a todos y a todas!

Sí, lo sé, no es domingo, pero a parte de que os debía una entrada porque el domingo pasado estaba de parranda por Logroño, hoy es el día de Navarra (San Francisco Javier) y ¡no he trabajado! Así que he decidido sorprenderos un poco y escribir una nueva reseña. 

Esta vez se trata de Veronica Mars, el concurso de los mil dólares de Rob Thomas y Jennifer Graham. Personalmente espero que sepáis quien es Verónica, una de las detectives privadas más geniales que ha creado la televisión. Y es que Verónica Mars, para los que no lo sepan, fue en principio una serie de televisión que consta de tres temporadas, cerrada con una película varios años después y que ahora su creador, Rob Thomas, junto con la escritora Jennifer Graham han convertido también en libros, sí, en plural, porque van a ser una serie de libros, y no podéis imaginar lo feliz que me hace esto.

Pero bueno, dejando a parte mi amor incondicional por esta chica rubia, espero que os guste la reseña, que os anime a leer el libro y si ya consigo que veís la serie y la peli, ¡mejor que mejor! Por supuesto, cualquier opinión es bienvenida. 

¡Nos leemos!



Título: Veronica Mars. El concurso de los mil dólares
Autores: Rob Thomas y Jennifer Graham
Editorial: NocturnaEdiciones
Páginas 373



El libro comienza justo un par de meses tras lo sucedido en la película. Verónica se tiene que hacer cargo de "Investigaciones Mars" en lo que parece una crisis, ya que sólo le encargan casos de infidelidades y poco más. Veronica comienza a plantearse si la empresa podrá seguir en pie justo cuando la reclaman para un nuevo caso. Una chica ha desaparecido en una macrofiesta durante las vacaciones de primavera de los universitarios.
¿Secuestros? ¿Asesinatos? ¿Drogas? Veronica tiene que hacer frente a muchísimos interrogantes a la vez que se enfrenta a su pasado de una forma que nunca hubiese sospechado.


Primero de todo quiero aclarar que soy fan incondicional de esta chica, he visto la serie dos veces y pienso verla una tercera cuando me la regalen este año por Navidad (se que me lees papá, guiño guiño codo codo) y que en todo momento, leer este libro ha sido como ver un capítulo más de la serie. La Verónica de papel es exáctamente la misma Verónica que la de la tele. Tiene el mismo tipo de humor, es igual de irónica e inteligente. En serio, la quiero como amiga.


Pero bueno, creo que no es necesario que le siga diciendo a los fans de la serie que lean el libro, seguramente ya lo hayan hecho o estén pensando en ello, porque si algo caracteriza a los seguidores de esta serie es la fidelidad que procesan hacia ella. La película fue realizada gracias a las donaciones de los fans (crowdfunding, para que me entiendan los modernos) y los libros por las miles de peticiones que recibió Rob Thomas de que siguiese escribiendo historias sobre ella y sus casos. Así que voy a limitarme a contaros que me ha parecido el libro mientras inundo este post y todos los siguientes de mensajes subliminales para que veáis la serie. Así que vamos a centrarnos y dejar el efecto fan para otro día.

A priori "Veronica Mars. EL concurso de los mil dólares" puede parecer un thriller de detectives sin más, y puede que lo sea si nos quedamos con la sinopsis oficial. Una chica desaparece y Veronica es contratada para encontrarla, viva a poder ser. No tiene nada de malo que un libro sea un thriller policiaco sin más, de hecho no sería la primera vez que me declaro fan incondicional de este género tanto literario como en su formato televisivo. Pero lo que de verdad enfancha de este libro es ella, Veronica. La mezcla a la detective minuciona, intuituva y observadora con la chica atormentada por una adolescencia complicada, irónica e impulsiva. 
Ni que decir tiene, que el caso te mantiene "amarrada" al libro durante sus 373 páginas (hacía mucho que no leía un libro tan rápido). Que la historia te hace ir desconfiando y descartando personajes a la vez que ella, no sé como explicarlo, pero te empuja a pensar en el caso incluso cuando no estás leyendo. 
Este caso tiene como punto muy a favor que te lo crees (teniendo en cuenta que se basa en Neptune, una ciudad costera entre San Diego y Los Ángeles, en EEUU, si me dijesen que ha pasado en Jerez de la Frontera quizás me parecería algo menos creible). No ocurre como en otros libros policiacos en el que después de haberte liado con un millón de sospechosos diferentes, terminan sacándose al culpable de la manga. No. Aquí todo encaja y eso hace que termines con muy buen sabor de boca. 
Por supuesto yo tenía mis sospechosos, y no estaba muy mal encaminada, pero al igual que en la serie, siempre saben sorprenderte de una manera u otra y sí, no me esperaba todo lo que sucedió.

En fin, creo que sobra decir que recomiendo esta lectura a todo el mundo, amante o no de la serie, al que le gusten las novelas policiales ligeras y actuales (te recordará en todo momento a un capítulo de CSI, Mentes criminales, o ... ¡sí! ¡Veronica Mars!) en las que gusta participar intentando adivinar por ti mismo quién es el culpable. Es un libro que te permitirá pasar un rato agradable y distendido, una novela policiaca y de detectives sin necesidad de una oscuridad excesiva. 



<< Era rico y despreocupado y tenía la profundidad emocional de un trozo de hormigón>> (Veronica al más puto estilo)

<< No hay mucha gente en este mundo que te permita ser vulnerable y, aun así, crea que sigues siendo fuerte>>

<< No estaba en su naturalez perdonar, pero estaba harta de aquella guerra>>








No hay comentarios:

Publicar un comentario