martes, 21 de abril de 2015

Libro vs Serie: Los 100




¡Hola a todos y a todas!

Siento mi ausencia estos días, pero entre la crisis lectora, que ya os comenté en la entrada anterior, y el trabajo he estado algo liada. 

De hecho, a razón de la crisis estos días para desconectar he pasado más tiempo viendo series (que también me encantan) y una de ellas ha sido Los 100.  Pues bien, me gustó tantísimo la serie que cuando la terminé (estoy a la espera de la tercera temporada) no pude evitar leerme el libro. Quería seguir sumergida en este mundo y no se me ocurrió mejor forma que leerme los libros en los que se basan para crear esta serie de cienciaficción postapocalíptica. Y sí, efectivamente la entrada de hoy, tras haberme terminado el primer libro (es una saga) consistirá en las diferencias entre el libro y la serie



Cartel de la serie Los 100



Portada del primer libro de Kass Morgan, Los 100

Ya he hecho un breve resumen de esta serie en la entrada "Series basadas en libros" que publiqué hace poco, pero aún así por si no la habéis leído (o no os interesa) os lo cuento brevemente:
La Tierra sufrió un cataclismo nuclear y los humanos supervivientes se han ido a vivir al espacio. Un tiempo después (depende del libro o la serie) mandan a 100 delincuentes juveniles a comprobar si es o no habitable...

Antes de comenzar a enumerar las diferencias, aclarar que es muy difícil hablar de esto si spoilear la serie, pero como siempre digo, a los que la hayáis visto y tengáis ganas de debatir podemos hacerlo vía twitter, facebook e incluso instagram.

Libro:

1. Han pasado tres siglos desde que un cataclismo nuclear hizo que lo que quedase de la humanidad abandonase la Tierra en diferentes naves y comenzase a vivir en el espacio.

2. Se basa en el presente y pasado de cinco personajes, de los cuales uno no existe en la serie.

3. Explica (a mi parecer) mejor la vida en la nave que en la Tierra.

4. A mi parecer el gran error del libro se basa en que se centra demasiado en la vida amorosa de los personajes. ¿Hola? Acabáis de volver a la Tierra después de 3 siglos, tenéis un planeta entero por explorar y millones de cosas que solucionar... ¿y te preocupas por si a esa chica tan mona que conoces desde hace un rato le gustas? Lo siento pero no, no es creíble.

5. Demasiado introductorio, 306 páginas tan solo para hablar de la llegada a la Tierra. Ya sabemos que las sagas juveniles pecan de esto, pero de ahí a que pase tan poca acción que ni enganche...


Serie:

1. Tan solo ha pasado un siglo desde el cataclismo, una generación y media solo ha tenido que pasar para que la Tierra pueda ser habitada... poco creíble. Pero ya sabemos que a veces lo que buscamos de la ciencia ficción no es precisamente que sea creíble. 

2. Se basa en más personajes, algunos de los cuales no existen en los libros.

3. Se basa casi exclusivamente en la vida en la Tierra. La vida en el espacio es menos que secundaria. En este aspecto gana bastante el libro, ya que te explica cómo ha sido la vida durante tres siglos, cómo se han organizado socialmente y cómo se han desenvuelto con los problemas. En cambio, en la serie, la organización de la nieva sociedad en la Tierra es sublime, de lo mejor (sino lo mejor) de la serie.

4. El amor está en segundo plano (o ni eso) cosa que a mi me gusta. Es verdad que siempre tiendes a querer unir a personajes, pero yo en esta serie busco acción y aventuras, para ver romance busco otras cosas. Punto positivo para la serie. 

5. Acción continua. Es lo que engancha de esta serie, que no puedes ver sólo un capítulo.

En definitiva, por ahora me gusta más la serie, también es verdad que el primer libros es prácticamente sólo el primer capítulo por lo que le daré una oportunidad al segundo "Los 100, 21 días". ¿Vosotros lo habéis leido? ¡Espero opiniones!

¡Nos leemos!

jueves, 9 de abril de 2015

Crisis lectora, ¿qué hago?


¡Hola a todos y a todas!

¿Cómo estáis? ¿Habéis tenido unas vacaciones de Semana Santa sumergidos entre libros? Pues yo no, y de eso precisamente venía a hablaros hoy, de uno de los problemas más comunes a los que nos enfrentamos los lectores, la Crisis Lectora.

Sé que suena muy catastrofista así expresado, y si no eres de los que ha pasado por una de estas crisis no sabes a lo que me refiero, pero si por el contrario, al igual que yo, has pasado alguna vez por una de estas, sabrás lo mucho que agobia tener ganas de leer y no poder hacerlo. 

Precisamente acabo de pasar por una de estos incómodos momentos y he querido compartirlo con vosotros y contaros los consejos a los que me suelo agarrar cuando me sucede, con la intención de ayudaros y de recibir vuestro consejos, cuantos más mejor. 

Espero que os sirva, sobre todo a los que soléis pasar por este tipo de crisis y al igual que yo pasáis un par de días "agobiados" por no poder seguir con vuestro ritmo habitual de lecturas. Dejadme vuestras opiniones y sugerencias, siempre son bien recibidas y mucho más en este tema que tanto podéis ayudarme. 

¡Nos leemos!

Consejos para salir de la crisis lectora

1. Cuando no tienes ganas de leer, no leas. Leer es un pasatiempo precioso que se hace con amor e ilusión, si te obligas a ello seguramente empieces a tenerle manía. A los lectores de verdad siempre nos vuelven las ganas de coger un libro.

2. Leer es fantástico, pero si tu mente te ha pedido un descanso, hazle caso. Puedes rellenar el tiempo que empleas en leer en otros pasatiempos. A mi esta vez me ha dado por hacer manualidades, pero también puedes ver alguna serie, dibujar, escuchar música o salir a correr. Existen muchas maneras de relajarnos, no tienes porqué elegir solo una. 

3. ¿Te atrancas con un libro? Déjalo. Existe mucha gente que se niega a dejar un libro a la mitad, pero yo me remito al punto uno, leer es un placer, no lo conviertas en un suplicio. 

4. ¿Qué pasa si te atrancas con ese libro pero tienes muchísimas ganas de leerlo? No lo abandones por completo, yo solo he abandonado libros que sabía que nunca querría terminar de leer, en cambio, los que me interesan pero quizás no sea el momento, los aparco temporalmente y en cuanto vuelvo a coger el ritmo de lectura habitual me pongo a ello.

5. Yo suelo usar la táctica de leer más de un libro a la vez. Yo hay días que me levanto con ganas de dulce y otros de salado, ¿no os pasa? Pues lo mismo con los libros. Suelo leer a la vez dos libros de géneros totalmente diferentes y dependiendo del día leo uno u otro. Tardas más en terminarlos, pero no te agotan. 

6. Cuando te bloquees, recurre a libros ligeritos y de poca envergadura, ver un tocho de 700 páginas bloquea a cualquiera (menos a mi padre, no nos deja que le regalemos libros de menos de 500 páginas).

7. Si te pareces a mi, cambia de género de vez en cuando, siempre viene bien aires nuevos.

8. Y por último, no te agobies. Hay cosas realmente importantes en la vida como para agobiarnos con este tipo de cosas. Tiempo al tiempo, a los que de verdad queremos a los libros sus páginas volverán a llamar en cualquier momento.