martes, 3 de febrero de 2015

#Reseña 7: Yo antes de ti



¡Hola a todos y a todas!

Hace poco me di cuenta que hacía muchísimo que no leía una novela romántica donde chica alocada conoce a chico responsable, ambos se enamoran después de un periodo de tira y afloja y todos son felices y comen perdices, y no sé porqué me entraron una ganas tremendas de leerme algo así (no tan básico, dejé a Federico Moccia hace tiempo...), por lo que me metí en internet y empecé a buscar títulos y opiniones como una loca hasta dar con "Yo antes de ti" de Jojo Moyes

En poco más de una semana después, aquí me tenéis, escribiendo una reseña de un libro que me ha gustado y decepcionado a partes iguales (en el apartado de opinión personal intentaré explicar porqué) y que estaba deseando compartir con vosotros, porque necesito urgentemente debatir sobre este libro con alguien (por favor que alguien que lo haya leído que acuda a mi llamada, o ¡incluso se lo presto!), además rogaros encarecidamente que me recomendéis un libro romántico en el que los protagonistas no sean adolescentes de instituto (no es que tenga nada en contra de ellos, es por no sentirme un vejestorio) y que se base en un amor real (nada de vampiros, duendes, hadas ni megamillonarios que se llevan a sus novia a tomar café a Hawai y a la vuelta paran a comprar en Londres). 

Espero no haberos acosado demasiado con mis peticiones, espero que os guste la reseña y que dejéis cualquier tipo de comentario tanto por aquí como por cualquiera de las redes sociales del blog. 

¡Nos leemos!



Título: Yo antes de ti
Autora: Jojo Moyes
Publicación en español: Marzo 2014
Aditorial: Suma de Letras
Número de páginas: 487




Lou, una chica de 26 años, vive una tranquila y totalmente previsible vida en un publecito a dos horas de Londres. Vive con sus padres, trabaja de camarera en el mismo bar desde hace 5 años y lleva con su novio casi siete años. Todo parece indicar que así será como se desarrolle el resto de su vida, pero todo cambia cuando la cafetería donde trabaja cierra y debe buscar un nuevo empleo. 
Tras varios intentos fallidos, encuentra trabajo como cuidadores de Will, un joven de 35 años que se quedó tetrapléjico hace dos. 
Ambos iniciarán una complicada relación de trabajo donde Lou debe ayudar a Will a recuperar las ganas de vivir. 




En primer lugar, a pesar de lo obvia que parece la novela por su sinopsis, he de decir a su favor que no es la típica novela color de rosa donde todo el mundo termina recogiendo margaritas feliz de la vida, pero aún así, me resultó predecible y puedo decir sin ánimos de dármelas de Sherlok, que intuía el final desde la mitad del libro, pero bueno, es de esas cosas que se le puede perdonar a un libro que has escogido más que por la trama en sí, porque te haga pasar un buen rato y te haga olvidar el mundo exterior si sabe contar la historia bien. Y sí, por ahí se salva bastante bien el libro, ya que los personajes están muy bien caracterizados y personalizados. Yo realmente me los he creído e incluso he llegado a verlos en mi cabeza. 

El problema que he tenido yo, es que me esperaba otro tipo de libro. Un libro romántico. Es verdad que no quería el típico libro romántico, de hecho por eso escogí este como lectura, por ser denominado por todo el mundo un libro de amor poco convencional. Pero una cosa es que no sea convencional y otra muy diferente que no sea de amor. Me explico; claro está que existe una trama de amor (que por cierto, hasta más de la mitad del libro se desarrolla lentísima), pero para mi no es la historia principal de este libro. El centro de esta historia es Lou y su crecimiento personal, su madurez y su cambio radical. La protagonista que vemos al principio ha desaparecido en los últimos capítulos para convertirse en una persona atrevida y decidida a comerse el mundo.
Hasta ahí genial, de hecho la evolución de los dos protagonistas principales es muy bonita y a mi me ha encantado, pero no era lo que yo buscaba. Quería un libro sobre amor y punto.

También he de decir que trata el tema de la muerte asistida de manera muy directa y que por supuesto se presta al debate, de hecho, durante todo el libro todos los personajes debaten sobre lo mismo, pero vuelvo a repetir, no es lo que yo buscaba. 

En conclusión, y para no aburriros mucho deciros que el libro, a pesar de tener una primer parte algo lenta, es bastante entretenido y con una narración ligera y sin ninguna duda conseguida, además de tratar temas realmente interesantes y que nos hacen reflexionar. Lo único que tengo que decir, como creo que dejo claro en toda la entrada, es que no es un libro romántico como tal, habla del amor de amigos, del amor propio, del amor de la familia, del amor por la vida... Habla de amor, pero no del tipo de amor que yo esperaba encontrar. 
Lo recomiendo a quien esté interesado en debates como la muerte asistida o simplemente tenga ganas de leer el viaje y crecimiento personal de la protagonista, incluso a quien esté harto y tenga ganas de leer una novela contemporánea que no finalice con el típico amor romántico. 



- [...] en realidad solo podemos ayudar a alguien que quiere ser ayudado.

- Verse arrojada a una nueva vida [...] te obliga a replantearte quién eres. 

- Las cosas cambian, crecen o se marchitan, pero la vida continúa. 

- Al parecer, no existía nada en nuestra familia que no se pudiera solucionar con una taza de té. 

- No sabía que la música era capaz de abrir puertas dentro de uno mismo, de transportarte a un lugar que ni el compositor había previsto. 

- ¿Quiénes se creen los demás para decidir como han de ser nuestras vidas?

- Algunos errores... tienen consecuencias mayores que otros. 

-  ¿Sabes qué?
Me habría pasado toda la noche mirando su cara. Las arrugas que se le formaban en el contorno de los ojos. El lugar donde el cuello se unía al hombro. 
   A veces eres la única razón que tengo para despertarme cada mañana.

- [...] fue en ses momento cuando lo vi. Ella se puso un poco colorada y se rió. Una de esas risas de cuando sabemos que no deberíamos reírnos. Una de esas risas que revelan complicidad. 

- Observé los ojos de Will, que la siguieron hasta que desapareció por la puerta. Habría apostado siete contra cuatro basándome solo en esa mirada. 

- No sé que pensar. Solo sé que la mayor parte del tiempo preferiría estar con él antes que con cualquiera. 

-... vaciló, solo un momento, y me besó. Y solo durante un instante me olvidé de todo: de las mil y una razones por las que no debería hacerlo, de mis miedos y del motivo por el que habíamos venido. 

- Tu me haces ser alguien que ni siquiera había imaginado. 

- Tenía cierto aire, el aire nuevo de quien ha aprendido, de quien ha visto lugares diferentes. 

- ¿Cómo es que tienes el derecho a destrozarme la vida, pero yo no tengo ningún poder sobre la tuya?

- No te estoy pidiendo que te arrojes de un rascacielos ni que nades junto a ballenas, ni nada parecido (...), pero sí que vivas con osadía. Que seas exigente contigo misma. Que no te conformes. 





2 comentarios:

  1. ¡Hola!

    A mí no me acaba de llamar la atención ._.

    Gracias por la reseña, ¡un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Pues no te voy a insistir la verdad, porque a pesar de no poder considerarla mala es una de esas lecturas que pasará desapercibida en mi vida jeje
      Un beso y gracias por comentar ^^

      Eliminar