miércoles, 25 de febrero de 2015

Reseña #9: Primera temporada, Enric Pardo


¡Hola a todos y a todas!

¿Conocéis el término serendipia (en inglés serendipity)? Una serendipia es un descubrimiento o un hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando se está buscando otra cosa distinta. Pues bien, eso es exactamente lo que me sucedió con este libro. "Primera temporada" de Enric Pardo ha llegado a mi vida en el momento exacto, y cuando eso pasa sabes que el libro se convertirá en una de esas relaciones especiales libro-lector/a por mucho tiempo. 

Sinceramente espero que esta reseña os empuje a leerlo, sobre todo a esas personas que como yo, estamos a medio camino de ser adultos pero aún no dejamos de ser niños, que andamos algo perdidos por la vida y a veces creemos que nadie nos entiende, pero no digo nada más que me adelanto. 

Como siempre digo, dejadme cualquier tipo de comentario, crítica o recomendación tanto aquí como por las distintas redes sociales. Espero que disfrutéis de la reseña y aún más del libro si os animáis a leerlo. 

¡Nos leemos!





Título: Primera temporada
Autor: Enric Pardo
Editorial: Reservoir Books
Páginas: 334


Cliff tiene 32 años, es crítico de series en diferentes plataformas (televisión, prensa y blog) y sufre una crisis existencial típica del mundo moderno. Se siente solo en un mundo lleno de gente. 
Cliff está en ese punto de la vida que no sabes exactamente qué eres. Sigues siendo joven, pero ya no eres un chiquillo. Eres adulto, pero no lo suficiente como para asentarte de manera definitiva. 
Excesos, drogas, alcohol, sexo, amistad, amor, familia... de eso va el libro, de todo lo que a cualquiera de nosotros nos puede hacer dudar de qué queremos en la vida.
Una novela normal, sobre una vida normal de una persona normal contada de una manera excepcional, comparando todo con las más famosas series de nuestra generación.
Una combinación perfecta en la que no pararas de reírte a carcajadas mientras reflexionas sobre en qué punto de la vida te encuentras tú. 


Divertido, ácido, romántico, inteligente, irreverente, sincero... podría encontrar cien adjetivos más para este libro, pero os aburriríais. 
No quiero avasallaros y desgranar todo y cada uno de los puntos a destacar de este libro, que si vieseis la cantidad de páginas marcadas os daríais cuenta de cuantos son.
Como ya he dicho anteriormente, el libro va de un chico/hombre de 32 años, que se acuesta con demasiadas mujeres, bebe demasiado, fuma incluso más y dedica todo su tiempo a ver series. A simple vista podría parecer la vida ideal de cualquiera, pero no. Llega un momento en tu vida que pasarlo bien sin control no es suficiente. Necesitas algo más. El problema llega cuando no sabemos qué es eso que necesitamos. 
Pues bien, Enric nos ofrece 334 páginas de esa búsqueda. 334 páginas en la que el protagonista encuentra el amor (o eso cree), hace amigos (y enemigos) y fortalece la relación con su padre a la vez que se comienza a conocerse a si mismo, y si, digo empieza a conocerse porque nunca nos llegamos a conocer por completo. 
No creo que exista una persona en la franja de edad de 25 a 30 años que no entienda esta situación. Yo cumplo 25 el lunes y creerme si os digo que  me ha hecho pensar más de lo que a simple vista pueda parecer. 

Después de esto, ¿qué más queréis? Pues bien, a parte de todo el entramado más "psicológico", encontramos un libro con el que he llegado a reírme a carcajada limpia. El humor es magnífico y muy inteligente. En serio, no recuerdo otro libro con el que yo me haya reído tan abiertamente. No hablo de sonreír, hablo de carcajadas, de cuando te cuentan un chiste bueno. De eso. Vamos, que me lo he pasado genial leyéndolo. 

Otro punto positivo es el narrador. Cliff te cuenta la historia en primera persona. Te habla a ti directamente, y eso establece un vínculo más real entre el lector y el personaje. Ha habido momentos en los que parecía que me hablaba un amigo y no un personaje de ficción.

Y por supuesto, la relación del libro con las series. De hecho me compré el libro porque una amiga conocía al autor, Enric Pardo y sabía de su excelente trabajo, que lo deja claramente patente en su novela. Nos habla de series, tanto actuales como de hace más de 20 años. Compara situaciones y personajes con todo lo que le rodea e incluso nos explica que si visión de dios es una visión de un dios guionista que hace con nuestras vidas lo que quiere. Y sin ánimo de parecer rarita, esta misma idea se me ha pasado a mi por la cabeza más de una vez. 

Como único punto negativo, su portada (sé que a gente le gustará). Me parece que da pie a confusión. Parece la típica portada de romántica juvenil insulsa en el que chico conoce a chica y tras un par de capítulos de rifirafe acaban juntos. De hecho, el desconocimiento de la librería o no sé de quién, colocaron este libro entre los estantes de juvenil (que no tiene nada de malo, de hecho por mi blog sabéis que me encantan), y para nada es una novela juvenil propiamente dicha. De hecho, no creo que un chico o una chica de 14 años disfruten de esta novela como lo he hecho yo con 24. 

En definitiva, leed este libro por favor. Tanto chicos como chicas. Va a ser materialmente imposible que este libro no se encuentre en mi top 10 de libros favoritos de 2015 y ya esto deseando leerme su otra novela, "Todas las chicas besan con los ojos cerrados"


Todavía no me sé las reglas de la vida, las voy aprendiendo sobre la marcha. 


[...] definían muy bien mi carácter testarudo, por no decir cabezón, por no decir gilipollas. 


No hagas nunca lo que esperan que hagas, sorprenderlos siempre.


Cuando te metes en algo por primera vez sientes un cosquilleo en la tripa. Es el nerviosismo típico de las primeras veces. 


Si nos dieran a elegir que cosas queremos borrar de nuestro disco duro seríamos mucho más felices. 



Vivir hace más daño que morir. 



En la vida, todos somos principiantes. 



Hay dos clases de chicas: las que te vuelven loco y las que te vuelven muy loco.


-Tú eres real, tiene libre albedrío y vas a hacer lo que te dé la gana.
-Igual eso es o malo. Que puedo elegir; siempre cuando elijo me equivoco.
-En eso consiste la vida: en equivocarse. Vive. Equivócate.


Cada vez que ríe me hace sentir especial y me envalentona todavía más. 


Hay que ver lo traicioneras que son las pollas: siempre te puede dejar mal por ausencia de acumulación de sangre o por exceso.


No sé en qué punto de su vida todo empezó a torcerse, si pudiéramos determinar el momento y volver atrás y redirigirlo todo...pero no podemos.


[...] hay un montón de factores que acaban influyendo en la vida de la gente. Un golpe de suerte, una llamada a destiempo, una oferta razonable, un beso equivocado en mitad de la noche...


Usted tiene miedo a estar solo. Pero es ese miedo lo que realmente  hace sentir y estar solo.

-Se puede querer de distinta manera a dos personas a la vez...
-...y no estar loco.

[...]no tengas miedo de volver a perder a nadie, la vida está llena de pérdidas y no por ello debes dejar de intentar ser feliz.

Me hace reír. Una chica con sentido del humor es una chica para toda la vida. 



Podría poner como que veinte frases más, pero os detriparía el libro.





viernes, 20 de febrero de 2015

#Reseña 8: Prohibido leer a Lewis Carroll - Diego Arboleda y Raúl Sagospe


¡Hola a todos y a todas!

¿Creéis en el amor a primera vista? Porque sencillamente fue lo que me pasó con este libro. Estaba con mis amigas mirando libros (solemos pasar horas en las librerías tiradas por los suelos hasta que decidimos que libros llevarnos) justo cuando leí el título de este libro, y ya no hubo marcha atrás. Me iba a llevar este libro a mi casa sí o sí. Si además le sumamos una sinopsis que llamaría la atención a cualquier amante de Alicia en el País de las Maravillas, sus preciosas ilustraciones y su cuidada edición,  ¿qué más le vas a pedir a un flechazo literario?

Se trata del libro "Prohibido leer a Lewis Carroll" , un libro infantil galardonado con el premio nacional de literatura infantil y juvenil (entre otros) escrito por Diego Arboleda e ilustrado por Raúl Sagospe.



Título: Prohibido leer a Lewis Carroll
Autor: Diego Arboleda
Ilustrador: Raúl Sagospe
Editorial: Anaya
Número de páginas: 205
Reconocimientos: Premio Lazarillo 2012
Mejor libro infantil (6 a 12 años) del 2013
Premio Fundación Cuatrogatos 2014
White Ravens 2014
Premio nacional de literatura infantil y juvenil 2014




En 1932 es contratada una institutriz francesa, Eugéne Chignon, por una familia de Washington con el único requisito de que la chica sepa mentir, engañar y disimular. ¿Por qué? Por que su hija Alice está totalmente obsesionada con los dos libros de Lewis Carroll, "Las aventuras de Alicia en el País de las Maravillas" y "A través del espejo y lo que Alicia encontró allí", y la tarea de la joven institutriz consistirá básicamente en ocultarle a Alice la llegada de Alice Liddell , la Alice que inspiró a Carroll, a su ciudad donde será homenajeada en la Universidad de Columbia.
Puede parecer una tarea sencilla, si no fuese porque la señorita Chignon es la persona más torpe que existe y porque todo el mundo con el que se encuentra a lo largo de su periplo parecen estar bastante locos. 
¿Conseguirá Eugéne que Alice no ridiculice a sus padres volviéndose completamente loca cuando descubra que Alice Liddell estará en la ciudad? o por lo contrario ¿conseguirá la pequeña Alice conocer a "la verdadera Alice" y preguntarle lo que lleva años rondándole la cabeza?




¿Una chica completamente obsesionada con Alicia en el país de las Maravillas? Evidentemente, como fanática de Alicia (los que leéis mis entradas ya sabéis a qué me refiero), voy a comentar este libro con el entusiasmo de una fan a pesar de que intentaré ser lo más objetiva posible. 

En primer lugar, destacar la estética de este libro. Se trata de uno de esos libros que te entran por los ojos desde un primer momento. La portada (arriba) es sólo el principio; esta graciosa historia está acompañada por unas ilustraciones preciosas y entrañables a la vez que divertidas y una edición que cuida hasta el más pequeño detalle.



Ilustración de Alicia (vestida siempre como la  Alicia 
del cuento) y Eugéne donde podemos ver detalles
 como los comienzos de los capítulos.


Mi página favorita. 


Detalles como el interior de las portadas es lo 
que consigue que te termines de enamorar 
por completo de este libro. 


En cuanto a la trama se refiere, se trata de una historia sencilla y divertida en partes iguales; a pesar de ser un libro recomendado para edades de entre 6 y 12 años, yo lo he disfrutado como una enana. Si bien es verdad que yo soy muy risueña (demasiado a veces), no he podido evitar reírme en voz alta más de una vez. Claro que conocerme el libro de Alicia y a todos sus personajes casi de memoria ayuda mucho, porque otra cosa no, pero que el autor del libro se conoce los libros de Lewis Carroll y todo lo relacionado con este "de pe a pa"  es más que evidente desde la primera página. 

Como buen libro infantil tiene los toques de aventura, humor e "intriga" más que necesarios, de hecho he puesto intriga entre paréntesis y no sé exactamente porque, porque sinceramente hubo un par de páginas que el comportamiento de Alice era un misterio para mi. Y a pesar de que en este libro no hay ni rastro de la magia y sucesos "paranormales" que suceden en los libros de Carroll, siempre hay un pequeño resquicio donde esta magia se deja entrever, no como la magia de Harry Potter, sino como la magia más natural, la de la imaginación. 

Entrando ya en comentarios de una loca de Alicia en el País de las Maravillas (aquí es donde saldrá a la luz mi fanatismo por estos libros), el autor me ha dejado maravillada. 
En primer lugar, todos deberíais saber que la visita de Alice Liddell a la Universidad de Columbia en 1932 sucedió de verdad y allí se encontró con Peter Davies, el chico que inspiró a James Matthew Barrie a escribir Peter Pan. Evidentemente, que esta historia alocada y a primera vista sin sentido este basada en una reunión real a mi ya me ganó por completo, sobre todo por el hecho de dar a conocer una reunión desconocida para la mayoría de la gente. 




Alice Liddell y Peter Davis en 1932.


Punto a favor de esta historia también es que los personajes, a pesar de ser diferentes y tener una historia personal independiente, tienen un cierto halo mágico muy parecido a los personajes de Carroll. Son excéntricos y raros, con una personalidad fuerte y conversaciones en apariencia de perogrullo (conversaciones que me han hecho reír a carcajadas).

Por último, hablar de lo que nos narra en profundidad la historia (al menos a mi). Es un libro de aventuras y humor e incluso de fantasía disfrazada de realidad, pero sobre todo, para los que leemos este libro como adultos, es un mensaje del poder de la imaginación, de lo sabios que son los niños pequeños y de lo poco en serio que los mayores los solemos tomar. 

En definitiva, Prohibido leer a Lewis Carroll es uno de los libros más entrañables que he leído en mucho tiempo y que reservaré con cariño para leerle alguna vez a mis hijos, que por si no lo sabéis se llamarán Alicia y Pedro ;). 


- [...] no está bien que nos engañen con las cosas que nos parecen importantes. 

- Una no-conversación no es lo mismo que un silencio. Un silencio es cuando nadie habla ni hace ruido. Una no-conversación es cuando nadie dice lo que quiere decir. 

- Si abres una caja de música, no puedes pedir a los demás que no escuchen la melodía. 




martes, 3 de febrero de 2015

#Reseña 7: Yo antes de ti



¡Hola a todos y a todas!

Hace poco me di cuenta que hacía muchísimo que no leía una novela romántica donde chica alocada conoce a chico responsable, ambos se enamoran después de un periodo de tira y afloja y todos son felices y comen perdices, y no sé porqué me entraron una ganas tremendas de leerme algo así (no tan básico, dejé a Federico Moccia hace tiempo...), por lo que me metí en internet y empecé a buscar títulos y opiniones como una loca hasta dar con "Yo antes de ti" de Jojo Moyes

En poco más de una semana después, aquí me tenéis, escribiendo una reseña de un libro que me ha gustado y decepcionado a partes iguales (en el apartado de opinión personal intentaré explicar porqué) y que estaba deseando compartir con vosotros, porque necesito urgentemente debatir sobre este libro con alguien (por favor que alguien que lo haya leído que acuda a mi llamada, o ¡incluso se lo presto!), además rogaros encarecidamente que me recomendéis un libro romántico en el que los protagonistas no sean adolescentes de instituto (no es que tenga nada en contra de ellos, es por no sentirme un vejestorio) y que se base en un amor real (nada de vampiros, duendes, hadas ni megamillonarios que se llevan a sus novia a tomar café a Hawai y a la vuelta paran a comprar en Londres). 

Espero no haberos acosado demasiado con mis peticiones, espero que os guste la reseña y que dejéis cualquier tipo de comentario tanto por aquí como por cualquiera de las redes sociales del blog. 

¡Nos leemos!



Título: Yo antes de ti
Autora: Jojo Moyes
Publicación en español: Marzo 2014
Aditorial: Suma de Letras
Número de páginas: 487




Lou, una chica de 26 años, vive una tranquila y totalmente previsible vida en un publecito a dos horas de Londres. Vive con sus padres, trabaja de camarera en el mismo bar desde hace 5 años y lleva con su novio casi siete años. Todo parece indicar que así será como se desarrolle el resto de su vida, pero todo cambia cuando la cafetería donde trabaja cierra y debe buscar un nuevo empleo. 
Tras varios intentos fallidos, encuentra trabajo como cuidadores de Will, un joven de 35 años que se quedó tetrapléjico hace dos. 
Ambos iniciarán una complicada relación de trabajo donde Lou debe ayudar a Will a recuperar las ganas de vivir. 




En primer lugar, a pesar de lo obvia que parece la novela por su sinopsis, he de decir a su favor que no es la típica novela color de rosa donde todo el mundo termina recogiendo margaritas feliz de la vida, pero aún así, me resultó predecible y puedo decir sin ánimos de dármelas de Sherlok, que intuía el final desde la mitad del libro, pero bueno, es de esas cosas que se le puede perdonar a un libro que has escogido más que por la trama en sí, porque te haga pasar un buen rato y te haga olvidar el mundo exterior si sabe contar la historia bien. Y sí, por ahí se salva bastante bien el libro, ya que los personajes están muy bien caracterizados y personalizados. Yo realmente me los he creído e incluso he llegado a verlos en mi cabeza. 

El problema que he tenido yo, es que me esperaba otro tipo de libro. Un libro romántico. Es verdad que no quería el típico libro romántico, de hecho por eso escogí este como lectura, por ser denominado por todo el mundo un libro de amor poco convencional. Pero una cosa es que no sea convencional y otra muy diferente que no sea de amor. Me explico; claro está que existe una trama de amor (que por cierto, hasta más de la mitad del libro se desarrolla lentísima), pero para mi no es la historia principal de este libro. El centro de esta historia es Lou y su crecimiento personal, su madurez y su cambio radical. La protagonista que vemos al principio ha desaparecido en los últimos capítulos para convertirse en una persona atrevida y decidida a comerse el mundo.
Hasta ahí genial, de hecho la evolución de los dos protagonistas principales es muy bonita y a mi me ha encantado, pero no era lo que yo buscaba. Quería un libro sobre amor y punto.

También he de decir que trata el tema de la muerte asistida de manera muy directa y que por supuesto se presta al debate, de hecho, durante todo el libro todos los personajes debaten sobre lo mismo, pero vuelvo a repetir, no es lo que yo buscaba. 

En conclusión, y para no aburriros mucho deciros que el libro, a pesar de tener una primer parte algo lenta, es bastante entretenido y con una narración ligera y sin ninguna duda conseguida, además de tratar temas realmente interesantes y que nos hacen reflexionar. Lo único que tengo que decir, como creo que dejo claro en toda la entrada, es que no es un libro romántico como tal, habla del amor de amigos, del amor propio, del amor de la familia, del amor por la vida... Habla de amor, pero no del tipo de amor que yo esperaba encontrar. 
Lo recomiendo a quien esté interesado en debates como la muerte asistida o simplemente tenga ganas de leer el viaje y crecimiento personal de la protagonista, incluso a quien esté harto y tenga ganas de leer una novela contemporánea que no finalice con el típico amor romántico. 



- [...] en realidad solo podemos ayudar a alguien que quiere ser ayudado.

- Verse arrojada a una nueva vida [...] te obliga a replantearte quién eres. 

- Las cosas cambian, crecen o se marchitan, pero la vida continúa. 

- Al parecer, no existía nada en nuestra familia que no se pudiera solucionar con una taza de té. 

- No sabía que la música era capaz de abrir puertas dentro de uno mismo, de transportarte a un lugar que ni el compositor había previsto. 

- ¿Quiénes se creen los demás para decidir como han de ser nuestras vidas?

- Algunos errores... tienen consecuencias mayores que otros. 

-  ¿Sabes qué?
Me habría pasado toda la noche mirando su cara. Las arrugas que se le formaban en el contorno de los ojos. El lugar donde el cuello se unía al hombro. 
   A veces eres la única razón que tengo para despertarme cada mañana.

- [...] fue en ses momento cuando lo vi. Ella se puso un poco colorada y se rió. Una de esas risas de cuando sabemos que no deberíamos reírnos. Una de esas risas que revelan complicidad. 

- Observé los ojos de Will, que la siguieron hasta que desapareció por la puerta. Habría apostado siete contra cuatro basándome solo en esa mirada. 

- No sé que pensar. Solo sé que la mayor parte del tiempo preferiría estar con él antes que con cualquiera. 

-... vaciló, solo un momento, y me besó. Y solo durante un instante me olvidé de todo: de las mil y una razones por las que no debería hacerlo, de mis miedos y del motivo por el que habíamos venido. 

- Tu me haces ser alguien que ni siquiera había imaginado. 

- Tenía cierto aire, el aire nuevo de quien ha aprendido, de quien ha visto lugares diferentes. 

- ¿Cómo es que tienes el derecho a destrozarme la vida, pero yo no tengo ningún poder sobre la tuya?

- No te estoy pidiendo que te arrojes de un rascacielos ni que nades junto a ballenas, ni nada parecido (...), pero sí que vivas con osadía. Que seas exigente contigo misma. Que no te conformes.