viernes, 22 de agosto de 2014

Persépolis de Marjane Satrapi



¡Hola a todos y a todas! 

¿Qué os parece una novela gráfica para el fin de semana? Yo me he aficionado a la novela gráfica hace poco más de dos años, pero desde entonces he descubierto todo un mundo. Es verdad que ciertos adultos relacionan las novelas gráficas con "historietas" para niños o personas algo "raritas" o "frikis", pero lo digo bien claro, ellos se lo pierden. 
Por supuesto que existen cómics que responden más a la descripción de historietas algo más "light", cortas y que buscan el mero entretenimiento, que por cierto, también me gustan. Claro ejemplo de estos cómics son Tintín o Astérix y Obélix, que coleccionamos en mi casa desde hace mucho, y por supuesto Mortadelo y Filemón, del que mi hermano pequeño se sabe algunos de memoria.
Pero existe otra versión de estas historias gráficas, la versión más adulta y seria, que nada tiene que envidiarle a los libros convencionales y para que me creáis hoy os recomiendo Persépolis de Marjane Satrapi. A los que estáis más relacionados con el mundo del cómic sabréis perfectamente de que título hablo ya que se trata de una de las novelas gráficas más premiadas de la historia, a demás de haber sido llevada al cine y nominada al óscar de mejor película de animación, pero para los que aún no os habéis dejado conquistar por este tipo de lectura, me parece una manera perfecta de empezar a hacerlo.


Título: Persépolis
Autora: Marjane Satrapi
Editorial: Norma Editorial
Publicación de 2006: Tapa dura con 360 
páginas en blanco y negro y 8 a color


Persépolis es una autobiografía de la autora y narra cómo ella y su familia, que vivían en Rasht (Irán), educados al modo occidental y partidarios de un estado laico, se enfrentan al cambio político y social que pondrá fin al reinado del sha de Persia dando paso a una república islámica en 1979. Nada más que con esta información, a mi ya me engatusó. Yo, como estudiante de Historia que era en el momento que me lo leí (suena súper lejano, pero solo hace un año que me licencié), era consciente de que en los planes de estudios de mi carrera, Oriente pasa al olvido cuando sus grandes civilizaciones antiguas desaparecen (es lo que tiene el eurocentrismo, nos creemos el ombligo del mundo), por lo que me parecía una oportunidad perfecta para acercarme a la historia contemporánea de esos países de los que todo el mundo opina pero nadie sabe nada. 

Pero la cosa no acaba aquí, Persépolis aporta mucho más que historia política. Persépolis narra los sentimientos de una niña de diez años, a la que de la noche a la mañana le dicen que tiene que llevar velo, que no puede escuchar punk y que no debe juntarse con niños. Vive como sus padres deben dejar de hacer los pequeños guateques semanales dónde se reunían con sus amigos donde discutían de política, bebían alcohol y bailaban rock. Marji no entiende que está pasando, ella tiene otras ideas, quiere seguir vistiéndose como antes y seguir leyendo sus cómics tranquilamente. Este es otro de los puntos que más me impresionó, el cómo los cambios políticos, que normalmente nombramos como una lista más en nuestra enorme lista de sucesos del mundo contemporáneo, conllevan cambios en la vida de muchas personas. Creo que ese es el principal problema de este mundo, olvidamos a los individuos y los convertimos en uno solo y para nosotros los iraníes piensan y actúan todos igual. Pues claramente no, igual que no todos lo españoles lo hacemos, pero eso siempre se nos olvida.




Y por último, el punto que más me interesó y el cual fui descubriendo poco a poco, y del que no te habla la sinopsis del libro es de como Marji, al emigrar a Suiza con su tía (para que no se metiese en líos, porque la chica era algo rebelde) se convierte en una chica de ningún sitio. Ella ya no pertenece a Irán, porque allí no le permiten ser como quiere, pero tampoco pertenece a Europa, donde la encasillan en oriental y no la permiten integrarse al 100%. Ella misma se desconoce, no sabe qué hacer ni cómo comportarse. ¿Intenta mimetizarse con los jóvenes europeos? Pues tras un breve periodo de confusión reacciona y comprende que siempre será iraní pese a no estar a favor del régimen que existe y que la solución no es olvidarlo, sino intentar cambiarlo. Por lo mismo, ella volverá a Irán donde estudiará Bellas Artes y se convertirá en una opositora al régimen, luchará por los derechos de la mujer y seguirá vistiéndose como le apetece, descubrirá que en su propio país y su propia casa las cosas han cambiado, existen múltiples corrientes de pensamiento y no todo es blanco o negro. A pesar de todo, Marji terminará emigrando a Francia, donde actualmente vive, porque como he dicho, ya no es de ningún sitio y esa sensación, que tan bien refleja el libro, a mi me dejó un hueco en el estómago. Irán y su heterogeneidad, extrapolable a  cualquier parte del mundo y que no debemos olvidar.






¿Qué tal? ¿Os parece interesante? A mi me parece que esta historia no tiene nada que envidiarle a las novelas convencionales, ¿y a ti? Si la habéis leído o si decidís hacerlo, como digo siempre, no dudéis en comentar en cualquiera de las redes sociales del blog, tanto en facebooktwitter o google+. Espero de verdad que os animéis con las novelas gráficas, yo es algo que he descubierto tarde y que sigue teniendo un lugar mínimo en mis estanterías, pero estoy convencida de que algunos de estos libros se convertirán en mis favoritos sin dudarlo.



¡Nos leemos!





8 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Pues nunca había oído hablar de este libro, quizás pruebe leerlo a ver qué tal.
    Por cierto, tienes unos premios en mi blog :)

    Nos leemos, ¡un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Muchas gracias, llevo desaparecida un poco así que ahora me paso ;)
      Un beso

      Eliminar
  2. Hola Macu! yo vi la película y quedé enamorada de la historia, a ver si consigo la novela gráfica y la leo. No se si conoces las novelas de Khaled Hosseini, están ambientadas en Afganistán y con su lectura se aprende mucho de la historia de ese país, tiene publicados hasta el momento tres novelas: Cometas en el cielo, Mil soles espléndidos y las montañas hablaron, el segundo es el que más me gustó!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Irene. La verdad es que si que me suenan los libros pero no los he leído, así que tomo nota ;) Un besito!

      Eliminar
  3. No me suelen gustar las novelas gráficas...

    Un beso^^

    ResponderEliminar
  4. Hola:D A mi tampoco me suelen gustar las novelas gráficas, aunque no me gusta descartar nada xD Esperaré a ver más reseñas a ver que tal ^^ Un besin! Me quedo por aquí :3

    ResponderEliminar