jueves, 31 de julio de 2014

El Antiguo Egipto por cinco deben al día



¡Hola a todos y a todas!

¿Os gusta la Historia? A mi, como la mayoría sabréis por la descripción de mi perfil, me apasiona la Historia Antigua, por lo que he decidido recomendaros un libro interesante, ilustrativo y divertido.
Se trata de "El Antiguo Egipto por cinco deben al día" de Donal P. Ryan. 

¿A quién no le llama la atención una de las civilizaciones más misteriosas e impresionantes de la Historia? Todos sabemos que existen pirámides y momias, pero ¿qué más? Creo que este libro nos muestra ese "qué más" que todos deseamos conocer.

"De modo que estás planeando visitar Egipto. ¿Estás seguro? ¿Has oído lo que se cuenta por ahí?: que su cultura es un disparate y su lengua un galimatías [...]"


¿Qué tiene este libro de especial? En mi opinión, tiene todo de especial. Se trata de una "guía turística" por el Egipto de Ramsés II (tercer faraón de la Dinastía XIX, correspondiente al máximo esplendor de Egipto faraónico durante el II milenio a.C.). Si, habéis entendido bien, el libro está escrito como si fuésemos turistas de hace 4.000 años y fuésemos por primera vez a Egipto. Pero a pesar de poder parecer un libro de divulgación de lo más básico, no es para nada el caso. El autor, Donald P. Ryan es un arqueólogo estadounidense de prestigio y escritor divulgativo. A demás, al estar publicado por la editorial Akal, ya nos da una pista del rigor histórico que cumplirá dicha guía. 

¿Qué hace de este un libro que quiera recomendaros en el blog?

- Es divertidísimo. De verdad, como licenciada en historia sé a ciencia cierta que tengo un humor algo friki cuando a chistes históricos se refiere, pero en este caso, esta escrito de tal manera que ha todo tipo de público, especializado o no, le provocará alguna que otra carcajada.

- Todo lo que aparece en este libro son datos históricos y arqueológicos de rigor. Una de las cosas que más gracia me ha hecho es eso precisamente, su manera de enseñarnos historia "de la buena" sin darnos cuenta. 

- Explica como vivir por Egipto tanto si somos un comerciante adinerado o un pobre turista sin blanca.

- La edición es preciosa,de pasta dura,  con muchísimas fotografías en blanco y negro y láminas enteras a color en papel de fotografía. 

- Sus apartados son como si de verdad estuviésemos leyendo una guía turística: "Cómo llegar", "Cuestiones prácticas", "¡Bienvenidos a Egipto", "Atracciones destacadas", "Las montañas de los faraones", "Los egipcios", "El Egipto Medio", "¡Bienvenidos a Tebas!", "Atracciones del sur", "Mapas", "Frases útiles"...

- Hasta su contraportada nos recuerda a la publicidad que podría hacerse en cualquier guía actual: "Remonta el Nilo y visita las vibrantes y cosmopolitas ciudades de Menfis y Tebas. Disfruta de la cerveza, el vino de loto y admira las bailarinas en un banquete oficial. Conoce el trabajo de un embalsamador, consulta cuál será tu fortuna a Apis, el toro sagrado, o presencia los espectaculares festivales en los templos de Karnak y Luxor. Más fiable que Herodoto y más optimista que el Libro de los muertos, esta es la guía esencial para el más exigente viajero en el tiempo"

En conclusión, es un libro que recomiendo a todo el mundo al 100%. Creo que Egipto es una cultura que nos llama la atención a todo el mundo en general, pero que a veces es difícil acercarse a ella con un libro divertido a la par que escrito con un gran rigor histórico y esta es una magnífica oportunidad para ello. 

Espero que esta recomendación os haya interesado, le echéis un vistazo y me comentéis que os parece. Y por supuesto, como ya sabéis, podéis comentar tanto aquí en el blog, por facebooktwitter o google+

¡Nos leemos!


2 comentarios:

  1. No he leído este libro pero al leer la entrada me ha recordado otro sobre excavaciones en Egipto que leí hace tiempo "La esfinge" de Robin Cook.
    No sé qué te parecería a ti con la experiencia sobre ambos temas que tú ya de por sí tienes, pero por si quieres echarle un ojito ahí te dejo el dato.
    Un beso!
    COTE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cote. Ya me habían hablado de él pero no le he leído aún. Me lo tendré que leer antes de irme para Egipto. ¡Gracias!

      Eliminar